La suerte que hay detrás de las joyas

Posted by Vanessa Pecile on

Hace mucho tiempo, la humanidad sintió la necesidad de dar explicaciones para lo desconocido, especialmente aquellas situaciones que no podemos controlar como fenómenos naturales. Es algo innato y por eso hacemos amuletos para protegernos de todo lo que desconocemos y también para traernos buena suerte en el futuro o en nuestro día a día.

El ojo de Fátima

Este símbolo especial que usamos en algunas de nuestras joyas tiene múltiples significados dependiendo de la posición de la mano (arriba o abajo).
Dependiendo de su ubicación, este amuleto tiene diferentes tipos de protección:

Amuleto de fuerza, poder y ​​bendición.
Con los dedos hacia arriba, simboliza poder, fuerza y ​​bendición. Se usa para combatir el mal de ojo y proteger a quienes lo portan.

Buena suerte, paciencia y el encanto del amor.
Con los dedos hacia abajo cambiará su función, ya que generalmente se usa con el ojo turco incorporado, y traerá buena suerte, paciencia y amor a la persona que lo use.

En el pasado, el amuleto de la Mano de Fátima se usaba para colgar en la puerta de la casa como símbolo de protección, de modo que toda la familia que habitaba en ella estaba protegida.

El árbol de la vida

El árbol de la vida representa el ciclo de la vida. Las raíces y troncos simbolizan la base y los valores que nos acompañarán por el resto de nuestra vida.
Las ramas simbolizan las decisiones y los caminos que hemos tomado a lo largo de nuestra vida, todos los obstáculos que superamos y el aprendizaje de ellos. Por tanto, es un símbolo de crecimiento y progreso.
Otro significado más espiritual es la conexión entre el cielo y la tierra, entre dioses y personas.

Ojo turco

Según la creencia popular, el ojo turco puede ayudar a proteger a su dueño del llamado mal de ojo. Pero para que la perla realice su función protectora, es necesario seguir algunos pasos:

Los ojos turcos deben lavarse con agua y sal marina. Luego debe secarse con un paño de fibra natural. El amuleto debe estar completamente cargado, por lo que debe dejarse fuera en la noche de luna llena. Una vez hecho esto, el ojo turco estará cargado. Se puede usar en un lugar visible (cuello, muñecas, orejas) o se puede guardar dentro de la ropa o carteras para el uso diario. También se puede usar en la entrada de una casa o edificio comercial, para evitar que la energía negativa de los huéspedes ingrese a los espacios personales.